Miércoles, 19 Julio 2017 10:31

Preocupación en la Sala de lo Penal del Supremo por la dejadez de funcionarios y Letrados de la AJ en la grabación de los juicios

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Leemos en Confilegal que hay Preocupación en la Sala de lo Penal del Supremo por la dejadez de funcionarios y secretarios judiciales en la grabación de los juicios”. Titular que tras la sorpresa producida, especifica en el texto de la noticia que “Los magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal están muy preocupados por la constatación de un hecho que se viene repitiendo demasiado a menudo: la dejadez de los funcionarios que asisten a los tribunales en los juicios, responsables de grabar las vistas en CD y DVD, y la falta de supervisión posterior de los secretarios judiciales (ahora letrados de la Administración de Justicia) de que tales grabaciones se hacen de forma óptima, de cara a los posibles recursos de casación.”. Y añade la noticia que ““No es un problema de insuficiencia de medios. El problema es la dejadez más absoluta. Porque la cosa no consiste sólo en darle al botón para que se ponga a grabar el DVD cuando el magistrado presidente pronuncia la fórmula de audiencia pública. No, el problema es que cuando una víctima menor o mayor declara por videoconferencia, el funcionario responsable no se preocupa de colocar el micrófono junto al televisor, para grabar su testimonio, con lo que, muchas veces, tenemos a las partes preguntando pero no las palabras de la testigo, que suele ser la víctima”, explican fuentes del Supremo a Confilegal.”

 

No vamos a valorar la inexactitud de algunas argumentaciones, las escritas más arriba y las que os recomendamos leer, que no se adecuan a la realidad tecnológica, al contrario, lamentamos enormemente que el Tribunal Supremo no pueda ejercer su función por los habituales defectos que padecen al visionar las grabaciones que se ponen a su disposición. Y que no sea problema de la tecnología, que les parece adecuada y, a su parecer, nunca falla; sino dejadez de quienes están en sala ejerciendo sus funciones, como el Presidente del Tribunal o el personal de auxilio, pues es evidente que la derivación de mencionar al Cuerpo de Letrados es el recurso habitual y la pretensión que se pone sobre la mesa, una quimera, como muchas en las que nos acostumbramos a vivir, o sobrevivir.

 

Todos conocemos la Ley, Magistrados, Letrados de la AJ, funcionarios, es nuestro deber inexcusable, cumplirla y hacerla cumplir, exclusivamente, en el marco de la división de poderes que por fortuna nos rige, y recordamos.

 

Y en este orden de cosas, quien preside un juicio y quien auxilia en el mismo, sabemos que cumplen con responsabilidad y dedicación, muchas veces poniendo voluntad añadida para superar las incidencias de la realidad diaria. Especialmente quien ejerce la Presidencia del Tribunal, que en el ejercicio de sus competencias de presidencia y control del acto, es quien cuidará de oír y que se oigan las declaraciones y alegatos, pues en el acto mismo debe recibirlos y atenderlos para formar su debido juicio intelectivo, y por derivación y sin acción técnica alguna, así constarán en el soporte digital. Salvo que la máquina, siempre caprichosa, se ausente sin avisar.

O tal vez no hemos entendido lo que se dice que dicen, como un cascote más en tantos que últimamente van cayendo en el derribo del edificio tecnológico por la adoración del sacrosanto papel.

Visto 292 veces Modificado por última vez en Miércoles, 19 Julio 2017 15:05