Estamos a su disposición en la Sede Central del Colegio a través de las siguientes vías:

Contacto

Si eres Colegiado y no conoces tus claves de acceso a la Zona de Colegiados de nuestra web, puedes solicitar tu acceso aquí.

Atendemos de Lunes a Viernes

Llamanos al (+34) 91 3086709

Concurso, camina o revienta

Quizá una de las situaciones que más incertidumbre ocasiona a un letrado de la administración de justicia sea el concurso de traslado y todo lo que lo rodea y conlleva.

Miramos todos los días el BOE con  la esperanza de que el Ministerio publique un nuevo concurso, leemos y releemos las plazas ofertadas, lugares, jurisdicciones, categorías, incluso las plazas del anexo II que conllevan reserva de plaza, todo con el fin de poder llegar al lugar donde nos gustaría trabajar porque aprobar una oposición como la de letrado de la administración de justicia no te asegura trabajar donde quieres o donde está la familia, lo que en ocasiones acarrea muchas dificultades de conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

Y después comienza un enorme periplo en el que preguntas a compañeros de diferentes promociones para saber quién puede estar interesado en la plaza que ansias, y miras la estadística para hacerte una idea de cómo está el juzgado, incluso llamas al juzgado para hablar con el letrado sustituto o el compañero que se hace cargo del juzgado en tanto se cubre por un titular… encontrar el arca de la alianza no fue tan difícil para Indiana Jones como a un letrado saber el estado de un juzgado. Porque un juzgado no son números en una fría estadística, es el juez o magistrado y los funcionarios que lo compone, una verdadera lotería.

Y entonces haces una selección de las plazas que vas a pedir y accedes al Portal de la Administración de Justicia y rellenas el formulario. Lo miras y remiras, incluso en ocasiones llamas a tu compañero de confianza para que relea si las plazas que has pedido son realmente las que querías pedir (suena a chiste, pero os aseguro que yo lo he hecho). Lo envías y confías en que esta ocasión sea la tuya y consigas esa plaza que será la definitiva, o eso crees.

Y de nuevo… la incertidumbre… porque una vez que acaba el plazo del concurso nunca sabemos en qué plazo se publicaran las listas provisionales en el Portal, lo miras cada día con el mismo ansia con el que miras a partir del 19 de cada mes, a ver si se ha publicado el recibo de la nómina, a primera hora cuando llegas, a mitad de mañana cuando tienes un minuto de tiempo y antes de irte a casa a la vez que visas SIRAJ, y basta que un día no lo mires para que en el grupo de whatsapp de letrados de tu destino digan han salido las provisionales y se te sale el corazón por la boca porque nadie dice “enhorabuena XXX”. Entras en el portal, descargas la lista y… ¡¡¡SI!!! esta vez ha sido la tuya, tienes una de esas plazas que solicitaste pero aquí no acaba el periplo del que hablaba al principio, porque aún es necesario que la resolución se publique en el BOE y eso puede tardar entre 15 días y un tiempo indefinido en el que llamas al Ministerio, sección de letrados para que te digan, ya no la fecha de publicación, pero al menos la semana, porque tienes que avisar a tu casero de que dejas el piso, buscar uno nuevo en la localidad de tu nuevo destino, organizar la mudanza, e incluso buscarle un colegio nuevo a tus hijos, pero eso al Ministerio no parece importarle porque generalmente su respuesta es: “ no sabemos cuándo se publicará, cuando el BOE tenga un hueco”, “no sabemos cuándo se podrá publicar, no sabemos si la resolución está firmada” y así un día tras otro.

Y cuando por fin llega el día en que se publica y cesas te sientes con el corazón partío, que diría aquel, porque siempre hay un sentimiento de nostalgia del lugar que dejas, sean las circunstancias que sean por las que has decidido concursar y un sentimiento de alegría por ir a ese destino deseado.

Pero…queda aún una última situación de incertidumbre y estrés que es la llegada a tu nuevo destino, y casi te sientes como si volviera a ser el primer destino, porque llegas con todas tus dudas, si congeniarás con el juez o magistrado, si encajarás con los funcionarios, si tendréis una misma visión del trabajo, como serán los compañeros, la carga de trabajo… y comienza una rutina de la que seguro que saldremos airosos, porque si hay algo que caracteriza a los letrados de la administración de justicia es su capacidad de adaptación.

Ana Corral

Letrado de la Administración de Justicia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies