Logo Colegio Nacional Letrados de la Administración de Justicia

Estamos a su disposición en la Sede Central del Colegio a través de las siguientes vías:

Contacto

Si eres Colegiado y no conoces tus claves de acceso a la Zona de Colegiados de nuestra web, puedes solicitar tu acceso aquí.

Atendemos de Lunes a Viernes

Llamanos al (+34) 91 3086709

Letrados de la Administración de Justicia

UN ESTADO DE ALARMA NO ES UNA HUELGA

Como todos somos conscientes, y basta con ver las redes sociales y las sugerencias recibidas, que nos estáis haciendo llegar, el Estado de Alarma que hoy aprobará el Consejo de Ministros, conllevará seguro limitaciones a la movilidad y supondrá medidas contundentes en la prestación de los servicios públicos, entre ellos el que tenemos encomendado, la Administración de Justicia.

Es seguro que la actividad judicial se verá limitada, la de las oficinas judiciales que dirigimos y nuestro quehacer profesional. El Gobierno, y con él, el Ministerio de Justicia, debe ser consciente que los servicios mínimos deben responder a aquellos servicios realmente esenciales, que no tienen porqué coincidir con los establecidos en una huelga, por lo que se deben conjugar en su determinación la garantía del Estado de Derecho y la esencialidad de su mantenimiento en unos mínimos razonables y estrictamente necesarios, junto a la protección de la salud de la sociedad en general, y de los trabajadores públicos.

Pues no debe olvidarse que todas las medidas que se están tomando en el conjunto de la sociedad (similares a un cierre empresarial) tienen como finalidad principal contener la propagación del virus. Nuestros superiores no deben adoptar servicios mínimos no imprescindibles que supongan que el personal siga expuesto, y lo haga cuando abandone sus obligaciones, con la posibilidad de trasmitir un virus excesivamente contagioso. Debe tomarse de ejemplo otros países que no han dudado en tomar medidas contundentes y que, según nos informan los medios de comunicación y responsables sanitarios gubernamentales, están avanzando en la superación de esta pandemia.

Ante la ausencia de noticias e información oficial por parte del Ministerio de Justicia, como Asociación mayoritaria en la representación de los intereses de los Letrados de la Administración de Justicia, y del propio servicio público, y siendo nuestra preocupación el bienestar y seguridad de la sociedad y, por supuesto, de nuestro Cuerpo Superior, aún responsable del servicio público que deba prestarse, demandamos desde esta web a nuestro Secretario General y todo el Ministerio de Justicia, pues no nos han dado otro medio, que la decisión que se adopte sea responsable y acorde con la declaración gubernamental de situación excepcional de emergencia sanitaria dirigida a la protección de la salud, y no se limiten a tomar medias protocolizadas como si fuera un escenario de huelga u otra incidencia ordinaria y temporal, que se basan en unos intereses no coincidentes entre trabajadores y patronal.

Todos, como repiten las autoridades sanitarias, debemos remar en la única dirección de controlar lo antes posible la situación, con medidas que prioricen la salud pública, y nuestro Secretario General debe mirar, evitando movilidad y presencia innecesaria, también por los Letrados de la Administración de Justicia, funcionarios públicos y personal, y con ellos la ciudadanía. Se concentre el esfuerzo de prevención y atención sanitaria en los servicios esenciales que realmente lo son, en lo urgente y sus servicios de guardia, y no se extienda innecesariamente a donde no lo es. Se decida sobre la demanda general donde otros operadores jurídicos, con nosotros, solicitan la suspensión de juicios y demás actuaciones, así como la inhabilidad de estos días, facilitando a todos esa tranquilidad para atender la demanda gubernamental de permanecer en sus casas. Se adopten medidas sanitarias y de prevención para todos, incluidos los Letrados de la Administración de Justicia, eficaces, inaplazables e ineludibles. Es nuestra contundente petición.

 

Sin duda no es el momento de elevar una queja por la falta de información y el más mínimo diálogo en materias como ésta, de tal incidencia en todos nosotros, los profesionales que defendemos, por más que sea exigible, deseable, debida y fácil de haber cumplido, tiempo habrá; falta de información que está suponiendo la desinformación, información contradictoria, propagación de rumores y ausencia absoluta de cómo debemos actuar. Pero sí es tiempo de demandar responsabilidad y desear acierto a las decisiones que se adopten hoy con la premura y urgencia de los acontecimientos y con las que estamos dispuestos a colaborar si nos consideran, como se debería, necesarios para ello.

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies