Banner escolaj
Logo Colegio Nacional Letrados de la Administración de Justicia

Estamos a su disposición en la Sede Central del Colegio a través de las siguientes vías:

Contacto

Si eres Colegiado y no conoces tus claves de acceso a la Zona de Colegiados de nuestra web, puedes solicitar tu acceso aquí.

Atendemos de Lunes a Viernes

Llamanos al (+34) 91 3086709

Letrados de la Administración de Justicia

¿Sabías que la ejecución de la orden de protección en cualquier procedimiento corresponde al Letrado de Justicia?

Cuando una persona comparece ante un juzgado, comisaría de policía o puesto de la guardia civil solicitando una orden de protección, de dicha solicitud, en el primer caso, se da cuenta al juez o magistrado, y en los otros dos, se recoge en un atestado que posteriormente se presenta en el juzgado. El juez previo informe del ministerio fiscal, acordará o denegará la orden por medio de auto.

En caso de que conceda la orden, en la parte dispositiva de la resolución, se recogerá a quién o dónde no podrá acercarse el investigado o con quién no podrá comunicarse.

En caso de prohibición de aproximación, además se recogerá la distancia a la que no podrá hacerlo. En caso de prohibición de comunicación, se señalará a través de qué medios no deberá hacerlo.

Toda esta información, la oficina judicial, bajo la supervisión del Letrado de la Administración de Justicia, la introducirá en el sistema SIRAJ a través del cual se comunica el órgano judicial con el resto de juzgados, y muy especialmente con las fuerzas actuantes, policías o guardias civiles. Así, si el investigado es judicializado en otro momento, el juzgado correspondiente podrá comprobar que en otro órgano judicial se ha acordado una medida de protección. Al realizar el envío de esta información a las fuerzas actuantes, llega al juzgado que acordó la medida una confirmación de que la misma se ha enviado correcta o incorrectamente para que se puedan tomar las medidas que se estimen oportunas.

No obstante, dado el tiempo que media entre el envío y la recepción, resulta recomendable remitir un oficio vía fax o e-mail, junto con una copia del auto judicial, a la policía o puesto de la guardia civil correspondiente al domicilio de la víctima, y del que se puede dejar constancia en el expediente.

Solicitada una orden de protección, el juez resuelve; el Letrado de Justicia ejecuta; la fuerza actuante vigila. Por tu seguridad, por tu tranquilidad, por la de todos: trabajemos en equipo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies